Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Angela (miércoles, 29 febrero 2012)

    Me llamo Ángela y fui paciente de Victoria como víctima de abuso sexual.
    Cuando empezamos, todo lo que me adelantaba que haríamos era nuevo e increíble para mí. Al principio pensé que con esas técnicas sería difícil que avanzara rápido pero, para mi sorpresa, con el tiempo, fue como si lo hubiera hecho toda la vida.

    Sientes cosas que nunca has sentido. Es duro, porque te enfrentas a los recuerdos de cara, pero es tan satisfactorio ganar la batalla, que te olvidas de todo el dolor y acabas sintiéndote orgullosa de ti misma.

    Al final, en muy poco tiempo, avancé lo que nunca habría avanzado con una terapia convencional, y lo sé porque tengo experiencia desde muy pequeña. Puedo decir que de todos los psicólogos y psiquiatras que me han tratado, ninguno me ha hecho cambiar como Victoria. Con ella hay cambios, hay ganas de trabajar, hay esperanza y sobretodo, tienes la Victoria asegurada! de ahí su nombre ;)

  • #2

    Pilar (miércoles, 29 febrero 2012 14:54)

    Tranquilidad ,seguridad ,apoyo, comprensión ,complicidad y calidad humana es lo que encuentro en Victoria cuando voy a verla.
    Me ayuda a con mis miedos , mis traumas y mis emociones, me siento con ella protegida.

    Hemos tenido sesiones de FT y EDMR que me ayudan a procesar mis traumas, reducir mi angustia y mi ansiedad.
    Todavía me queda mucho hasta conseguir normalizar mi vida, pero espero que con una profesional como Victoria lo conseguiré.

  • #3

    C.M.B. (sábado, 24 marzo 2012 12:57)

    Desde el punto de vista profesional, Victoria es una persona altamente cualificada. Sus muchos conocimientos y el uso de técnicas como E.M.D.R. y E.F.T. hacen de ella alguien a quien recomiendo con fervor. Pero es como persona, en su dimensión humana cuando te encuentras con una mujer sabia, cálida y alegre en un eterno aprendizaje...coincidir con ella es todo un privilegio.
    Yo he tenido la suerte de encontrarla en mi camino para, de su mano, liberarme de la culpa, la vergüenza y el asco y aceptar mi fortaleza y mi libertad. Solo tengo palabras de sincera gratitud para ella...
    Ahora, tras el tiempo pasado juntas, reconozco mis cicatrices y puedo, incluso, acariciarlas; ya no son heridas sangrantes...como cuando nos encontramos.
    Gracias por Todo Querida Victoria.

  • #4

    elena (jueves, 07 agosto 2014 18:06)

    Cuando llegué a su consulta, creí que la mala suerte se había cebado conmigo. Qué mi vida ya no tenia sentido, y que el futuro más que incierto era oscuro. Victoria fue mi herramienta más valiosa. No me solucionó ningún problema, me enseñó a gestionarlos, porque en eso consiste la vida, nunca nadie nos dijo que fuera a ser fácil.
    Ella no me dio ninguna poción mágica, sólamente y tras un arduo trabajo, me hizo comprender que nadie más que yo podría manejar las riendas de mi vida y decidir si quiero ser feliz o no.
    Victoria me ha enseñado mucho, me ha hecho ver la realidad, no me lo puso fácil, y por eso puedo decir que me siento muy orgullosa de nuestro trabajo.