• Agresión sexual: “Es cualquier acto contra la libertad sexual de otra persona utilizando para ello la violencia o la intimidación. La forma más grave de agresión sexual es la violación. La violación se define como la introducción del pene por vía vaginal, anal u oral, así como la introducción de objetos por las mismas vías”                                                                                                                                             
  • Abuso sexual: “Es un atentado contra la libertad sexual de la persona en el que no se utiliza la violencia o la intimidación pero si el engaño, la coacción o la sorpresa. Puede incluir las caricias, las proposiciones verbales explícitas, la penetración oral, anal, vaginal y digital. Se incluirán aquí los abusos cometidos sobre personas que no pueden prestar consentimiento válido por tener limitada su capacidad intelectiva (menores de edad, personas que se encuentran bajo el efecto del las drogas o el alcohol, enfermos psíquicos o personas con discapacidad psíquica”                                                                                                                                                                         
  • Acoso sexual: “Es la exigencia de favores de naturaleza sexual, en que el acosador aprovecha una situación de superioridad, que puede ser laboral, docente o similar. La no aceptación supone castigos y amenazas para la víctima”.