Desensibilización y reprocesamiento del trauma mediante el movimiento ocular basada en la Teoría del Procesamiento Acelerado de la Información.

 

 EMDR es un abordaje psicoterapéutico innovador que acelera el tratamiento de un amplio rango de patologías.

 

  El método descubierto y desarrollado desde 1987 por la Dra. Francine Shapiro, consiste en usar estimulación bilateral del cerebro. Se lleva a cabo mediante un protocolo especial que está relacionado con las situaciones traumáticas y de esta forma se desencadena la desensibilización y el consecuente reproceso de las mismas, acompañado de la desaparición de la sintomatología.

 

 El EMDR es una psicoterapia integrativa validada científicamente. Está basado en la filosofía de que los seres humanos son capaces, bajo condiciones apropiadas, de moverse naturalmente hacia una mayor salud e integración.

 

  Incluye elementos tanto de las teorías psicológicas (afecto, apego, conducta, procesamiento bioinformacional, cognitiva, humanística, sistemas familiares, psicodinámica y somática), como de las psicoterapias (basada en el cuerpo, cognitiva-conductual, interpersonal, centrada en la persona, y psicodinámica), dentro de una serie de procedimientos estandarizados y protocolos clínicos.

Esta técnica es usada para resolver material emocional perturbador derivado de eventos que generan malestar o traumáticos, y también como un medio para potenciar estados emocionales positivos, con el fin de facilitar el crecimiento natural y el proceso curativo.

 

  El EMDR acelera el tratamiento de los eventos traumáticos, incidentes críticos, adicciones, fobias, autoestima y una amplia gama de trastornos mentales.